lunes, 7 de mayo de 2012

Una mala noticia


"Es de justicia. Que descienda el Estudiantes es una mala noticia". Me lo reconocen algunos apasionados del Real Madrid en un ejercicio de sensata deportividad. Porque celebrar este hecho, es, a la par torpe y una demostración de desinterés por el baloncesto. Por institución, historia y, sobre todo lo demás, por cantera, que descienda Estudiantes no puede ser motivo de alegría. Como no puede serlo ver tan amarga retirada de Carlos Jiménez. Un referente reciente de nuestro deporte que se va opacado por la más dolorosa derrota. Tantos triunfos, trofeos y medallas para acabar en el extremo opuesto al adios soñado. Quién lo hubiese supuesto años atrás. Pero el deporte es así.

Así de cruel, añadirán algunos. Y podrán llevar parte de razón. Pero no por ello la noticia pierde un ápice de previsibilidad. La derrota contra UCAM Murcia -que salvó la categoría finalmente- culminó un periodo de inestabilidad en el club colegial. El descenso de Estudiantes a la Liga LEB no es una sorpresa. Eran ya varios, demasiados, los años caminando al filo del precipicio baloncestístico.  Tras 34 partidos no caben excusas. La Liga ACB -como otros torneos de regularidad- amerita por igual premios y castigos.


No pocos caerán en el doble juego del afecto/desafecto al equipo madrileño. Pero el reduccionismo forofo no da respuesta a lo ocurrido. Estudiantes es, objetivamente, un equipo importante. Complemento, especialmente por su tradición de cantera. De sus entrañas han salido nombres básicos de nuestro baloncesto. Allí surgieron Fernando Martín, José Miguel Antúnez, Alberto Herreros, Nacho Azofra, Alfonso y Felipe Reyes, Rodrigo de la Fuente, Carlos Jiménez, Sergio Rodríguez, Carlos Suárez... Cantera incluso de la cancha al banquillo. Tres representantes de nuestra historia: Antonio Díaz Miguel, Aito García Reneses -ambos como jugadores- y Pepu Hernández.


Muchos seguidores de un club tan arraigado en España no ven hoy motivos de esperanza. Ciertamente es pronto para decidir el futuro, pero de todo debe aprenderse. Estudiantes ha caído tras perder no sólo en la pista. Ha caído tras perder (en) la base de un proyecto sin rumbo. Ayer, curiosamente hubo varios de sus canteranos en el rival, el UCAM Murcia. Estudiantes ha fichado mucho últimamente, pero con poco acierto. Quizá la nueva etapa en la Liga LEB (la segunda división) permita avanzar, y digo avanzar conscientemente, para recuperar el modelo que nunca debió abandonar. Tiempo de evolucionar desde la propia identidad. Sea cuanto antes para mayor bien del baloncesto.

Fotografía: elmundo.es

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada


Translate to your language
| | | | | | | | |

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hosted Desktops