miércoles, 18 de abril de 2012

100 días


100 días. El último gran hito señalado en rojo en la cuenta regresiva hacia los Juegos Olímpicos. Cuatro años de espera -periodo llamado olimpiada- cerca de su culminación: el encendido del pebetero. Será el 27 de julio. Tan cerca y aún tan lejos.

Lejos, para quienes a falta de tres meses no tienen segura su participación. Abril y mayo son fechas claves. Los torneos preolímpicos
 son la última opción para definir los participantes finales de cada país. Algunos de estos clasificatorios, ya resueltos, nos han aportado no pocas alegrías. Otros, aún por disputar, mantienen en el aire miles de esperanzas.

Esperanzas, ante todo, de estar. De sentirse y ser protagonista directo del gran "totum" que son los Juegos. Un honor que dota de categoría especial cualquier currículum vitae: tanto el de atletas como el de periodistas. Quienes han estado lo saben y así lo afirman. 

Precisamente de esto último, de periodismo olímpico -si se me permite tal especialidad-, disfrutamos cada periodo de olimpiada en cantidad. El deporte, en su versión más social, amplificado con respecto a la imagen habitual. La idea de que por delante del deportista siempre hay una persona. Y en cada triunfo o fracaso hay una historia por contar. Los Juegos permiten conceder incluso protagonismo para aquellos atletas injustamente olvidados: los paralímpicos. El poder del olimpismo es amplio. Sobre él se construyen y publicitan historias que en otra época apenas si verían la luz de los medios.

100 días para pensar en los Juegos. En tres meses nos veremos en Londres. Disfrutemos de esta espera.

Fotografía: David Cal abre la representación española en Pekín 2008. / RTVE.ES

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada


Translate to your language
| | | | | | | | |

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hosted Desktops