miércoles, 12 de octubre de 2011

Movistar, la marca honrada


'Honrad la marca', espetó Luis Abril -Secretario General de Telefónica- a los miembros del equipo ciclista Movistar, que oficialmente vio la luz el pasado 1 de febrero. 'Sólo os pido eso, que la honréis'. Así arrancó la andadura del equipo azul, heredero del legado de Reynolds, Banesto, Islas Baleares y Caisse d´Epargne. Tres décadas de ciclismo que encontraban continuación en una de las empresas más potentes del mercado español e internacional.

A falta de la última gran prueba ciclista del año, el Giro de Lombardía, es buen momento de reflexionar sobre un año intenso y duro. Atrás, que no es tiempo pasado sino bien presente, quedan las 21 victorias conseguidas por el equipo de Eusebio Unzué: las etapas en el Tour y la Vuelta, el doblete en el Giro. Atrás el maillot de líder de Pablo Lastras en la gran ronda española. Atrás también el Campeonato de España, la etapa en Suiza, en Cataluña, en País Vasco... Atrás la gloria, que no por eso se olvida. Pero por encima queda una historia de honor.

Honor que comienza bien pronto. La primera victoria de Movistar la obtuvo -paradójicamente- Xavi Tondo en enero, en el Tour de San Luis argentino. El primer trofeo de la historia del equipo para el que iba a ser su previsible líder en 2011. Sin embargo su nombre tiñó de negro la purpúrea primera temporada del nuevo patrocinador. Un accidente, una desgracia acabó con su vida mientras se preparaba para entrenar. Su equipo disputaba entonces el Giro de Italia. Entre todos, acertadamente, pienso y siempre pensaré, decidieron que el mejor homenaje a un luchador como Xavi era luchar. Y ganar por él. Se consiguió, en un épico triunfo de Vasyl Kiryienka en la montañosa penúltima etapa. Sus brazos al cielo fueron los de todo el ciclismo, el español, el italiano, el bielorruso...

Con el dolor reciente, el colombiano Mauricio Soler dio en junio otra alegría a su escuadra en el temible Tour de Suiza con una ilusionante victoria. El éxito pronto se truncó en tragedia. Una caída fatal estuvo a punto de acabar con su vida. Aún hoy sigue en un hospital. Otro mazazo a la moral de un equipo ya destrozado. Lo de menos, pensar que sus dos apuestas para el Tour no iban a estar. Lo de más, la solidaridad entre compañeros, los brazos al cielo en cada victoria, en las grandes citas y en las menos relevantes. La fuerza para seguir adelante. Para honrar al ciclismo y de paso para 'honrar a la marca'. Objetivo cumplido. Enhorabuena, Movistar. 


Fotografía: www.esciclismo.com

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada


Translate to your language
| | | | | | | | |

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hosted Desktops